Han habido avances importantes de los tratamientos para el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en la última década. Para mantenerte al tanto de los más recientes tratamientos y avances, es importante tener una buena colaboración de trabajo con tu proveedor de servicios médicos (HCP, por sus siglas en inglés).

Hablamos con Jessica Zajesky, R.N., coordinadora de atención de la división de medicamentos de VIH de Albany Medical Center acerca de las preguntas que puedes hacer al equipo médico sobre el tratamiento del VIH.

¿Que es la TAR?

TAR significa terapia antirretroviral. TAR es un grupo de medicamentos especialmente dirigidos y efectivos que reducen el nivel del VIH en el cuerpo. Hay algunas clases de estos medicamentos y cada clase puede tratar el VIH durante diferentes etapas del ciclo de la vida vírica.

¿Cuándo empieza el tratamiento para el VIH?

Idóneamente, el tratamiento para el VIH empieza en cuanto recibas el diagnóstico. Entre más pronto puedas reducir la carga viral, más fácil será evitar daños del sistema inmunológico. La meta, a nivel nacional, para que las personas reciban el tratamiento después del diagnóstico es 30 días.

¿Cuáles son los avances más recientes de medicamentos para el VIH?

Hemos progresado bastante desde las antiguas opciones de tratamiento de tomar puñados de píldoras todo el día, todos los días. En muchos casos, el tratamiento ahora implica tomar una píldora al día, haciendo que el VIH sea más fácil de manejar que incluso la diabetes o enfermedades cardiacas. También hay medicamentos preventivos disponibles para personas que tengan riesgos altos. Además, el desarrollo de la vacuna del covid-19 causó avances en la tecnología de ARN mensajero (ARNm) que esperamos que pueda ser la clave para descifrar una vacuna contra el VIH en el futuro.

¿En qué varias formas se toman los medicamentos para el VIH?

Los medicamentos para el VIH pueden ser orales y los fármacos más recientes tienen una opción de una vez al día. También hay opciones inyectables que pueden administrarse mensualmente o cada dos meses. Anticipamos que pronto habrán versiones implantables de estos fármacos, para que las personas puedan implantarse el medicamento solo una vez al año. Si una persona desarrolla resistencia a un medicamento o a una clase de medicamentos del tratamiento, podrían hacer un cambio a una combinación de medicinas o infusiones. Las infusiones se reservan para personas que han desarrollado resistencia a varios medicamentos.

¿Qué tipo de proveedor de servicios médicos trata el VIH?

Un especialista en enfermedades infecciosas trata el VIH. Sin embargo, a medida que hay avances en los tratamientos, los proveedores de servicios médicos de cabecera usualmente pueden monitorear y tratar casos que no sean complicados. Tratamientos por especialistas ya no son requeridos y estas son excelentes noticias para personas que viven en áreas rurales o lejos de un centro médico importante.

¿Cuáles son los efectos colaterales de los medicamentos para el VIH?

Al inicio del tratamiento, a medida que el cuerpo se acostumbra al medicamento para el VIH, algunas personas experimentan náuseas, vómitos o diarrea. Si esto pasa, tu HCP puede prescribir medicamentos para ayudarte a reducir esos síntomas. Otros efectos colaterales podrían incluir los que ves con muchos otros medicamentos, tales como boca seca o dolor de cabeza. Algunos de los medicamentos antiguos pueden causar lesiones renales o pérdidas óseas, pero la mayoría de proveedores de servicios médicos tratarán de evitar prescribirlas en la medida de lo posible. Generalmente solo se usan si la persona tiene resistencia a varios medicamentos, lo que significa que la cepa del virus ya no responde a ciertos medicamentos. Y si una persona está tomando medicamentos antiguos, el physician monitoreará su función renal y los niveles de calcio de cerca.

¿Por qué motivos las personas podrían no tomar sus dosis del medicamento para el VIH?

Algunas barreras del tratamiento pueden identificarse y arreglarse fácilmente. Estas incluyen las razones por las cuales todos olvidamos hacer cosas: responsabilidades familiares, el trabajo o una vacación en la cual no puedes tener acceso a tu seguro o hacer un reabastecimiento de la prescripción. Esto puede causar que alguna dosis no se tome ocasionalmente, lo cual puede abordarse fácilmente. Considera programar una alarma en tu teléfono, colocar medicamentos previamente en cajas de organización de píldoras si esto lo autoriza tu HCP o farmacólogo o trabajar con tu equipo de atención médica para planificar por adelantado cuando tomes vacaciones.

Es más difícil superar algunas barreras. Un diagnóstico del VIH es traumático y el tratamiento puede causar ansiedad, depresión o traumas no resueltos. La conmoción, procesar reacciones negativas de familiares y amigos o enfrentar el estigma relacionado con el VIH: Esos factores pueden causar traumas reales. Es importante obtener atención para la salud psychological o cualquier otro servicio necesario que sea útil para que manejes las emociones inherentes al nuevo diagnóstico. Necesitamos tratar todos los aspectos de cada persona y proporcionar atención integral.

También existe la fatiga del tratamiento. A veces los tratamientos antiguos requieren de 15 a 20 píldoras al día. Eso es agotador. Si no puedes hacer un cambio a un régimen de menos píldoras, puedes trabajar con tu physician para programar lo que llamamos una interrupción temporal del tratamiento, que es una suspensión temporal planificada y aprobada de los medicamentos. Sin embargo, eso puede ser riesgoso. Las cargas víricas podrían aumentar repentinamente y puesto que este virus es inteligente, podría desarrollar resistencia a los medicamentos durante dicha interrupción. La resistencia es difícil de superar.

¿Cómo puedo ser parte del plan de tratamiento y participar en el proceso de toma de decisiones?

Toma los medicamentos todos los días tal como lo indica la prescripción. Mantén una conversación con tu proveedor de servicios médicos y habla honestamente acerca de tus temores o sobre cualquier barrera que puedas tener. No tengas miedo de hacer preguntas. A veces puede ser incómodo abordar ciertos temas del VIH, pero tu equipo médico ha escuchado estas preguntas antes y debería estar acostumbrado a discutirlas abiertamente sin incomodidad.

Si tienes mucha incomodidad de mencionar algo, escríbelo en un papel o trae a un amigo a la cita médica que pueda hacer esas preguntas por ti. Si tienes dificultades para interactuar con un proveedor de servicios médicos, busca uno con el que sientas comodidad. Recuerda: Tú manejas la situación y tú decides en lo que se refiere a la atención médica que recibes. No tengas miedo de decir lo que piensas.

From Your Site Articles

Related Articles Around the Web

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *